RESEÑA DEL CINE PARAGUAYO AÑO 2006

RESEÑA DEL CINE PARAGUAYO AÑO 2006 © Enero 2007

Es apropiada una reseña para un año en que se registraron tantas actividades y sobresalientes avances de la cinematografía paraguaya, aún con destacada visibilidad internacional.

EL CINE PARAGUAYO EN EL EXTERIOR

HAMACA PARAGUAYA (directora Paz Encina) ha sido un hito en la cinematografía paraguaya: su aceptación y premiación en Cannes y otros importantes festivales como Toronto, Hamburgo, Viena y Tokio, junto a su destacado estreno comercial en Paraguay y en Argentina, marcaron el inicio de un nuevo gran talento paraguayo y la revelación del cine paraguayo a nivel mundial. Otras películas paraguayas se sumaron en la construcción de una identidad desconocida del Paraguay en el mundo, afirmando la importancia de la cinematografía para difundir y posicionar positivamente al país en la consideración de la opinión pública internacional. La lista es apreciable.

En conmemoración a Augusto Roa Bastos, EL PORTÓN DE LOS SUEÑOS fue exhibida en Poitiers, Toulouse y París (Francia), Viena (Austria), Lisboa (Portugal), Caracas (Venezuela) y México (México) con el apoyo de las Embajadas de Paraguay en esos países, extendiendo la ya amplia trayectoria internacional de esta película, mientras el mismo director Hugo Gamarra E. presentó y expuso las muestras "Augusto Roa Bastos y el Cine" en las ciudades de Toulouse y México. El 21º Festival de Cine Latinoamericano de Trieste (Italia) presentó una selección de varias producciones en la sección "Espacio Paraguay". Entre ellas, el documental CENIZAS (dir. Virginia Ferreira y Eduardo Mora) y el videoarte INGRAVIDEZ/GRAVIDEZ (dir. Leticia Coronel), los que fueron seleccionados para otras muestras en México, España y Cuba. Otra destacada trayectoria tuvo FOTOSÍNTESIS (dir. Esteban Areco y Federico Gamarra) que pasó por festivales de cortometrajes de Italia y Argentina hasta el 17º Latin American Film Festival de Washington DC, organizado por el American Film Institute.

El Festival de Cortometrajes en Oberá, Misiones, y Cortópolis en Córdoba (Argentina) exhibieron una muestra de varios cortos paraguayos; y el 3º Festival de Cine Iberoamericano en Viena (Austria) programó los largometrajes DERECHA

– IZQUIERDA y ACOPLE (dir. Rafael Kohan y Agu Netto), mientras el videoarte EMUHNO de los mismos autores fue seleccionado para el Festival de Cine Latinoamericano de Ottawa (Canadá). La Muestra de Cine y Derechos Humanos de América del Sur, realizada en varias ciudades del Brasil, seleccionó PAJAGUAÚPE (dir. Billy Rosales) para representar a Paraguay y LA SALIDA (dir. Javier Valdéz) fue escogida por el 8º Festival Internacional de Videodanza de Buenos Aires y el Festival Internacional de Videodanza: Danca em foco de Rio de Janeiro, conquistando la primicia de nuestro país en festivales de este tipo. Otra primera vez histórica ocurrió en la lejana Nueva Delhi (India), donde la embajada paraguaya presentó la película MIRAMENOMETOKEI (dir. Enrique Collar). Y a fines de año, TIERRA ROJA (director Ramiro Gómez) participó junto con HAMACA PARAGUAYA en el 28º Festival Latinoamericano de La Habana, registrando así una primera vez que este importante evento programa dos películas de autores paraguayos en una misma edición. 

Por último, Paraguay tuvo participación en la Reunión Gral. de la Federación de Directores y Autores Latinoamericanos realizado en México (representado por Andrés Colmán, vicepresidente de la OPRAP) y en el 62º Congreso de la Federación de Archivos Fílmicos en Sao Paulo, Brasil (representado por Hugo Gamarra E., presidente de la Fundación Cinemateca del Paraguay).

DISTINCIONES INTERNACIONALES

Marcelo A. Tolces obtuvo el Premio Tornasol de 250.000 Euros en el Festival de Guadalajara (México) para el rodaje de su proyecto titulado 18 CIGARRILLOS Y MEDIO; Marcelo Martinessi fue seleccionado con su proyecto LA LLAGA (basado en la obra literaria de Gabriel Casaccia) para una beca de dos meses en Madrid dentro del Curso de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos de Casa América y Fundación Carolina; y Paz Encina obtuvo el premio de la Fundación Hubert Bals (Holanda) para el desarrollo de un nuevo guión. Fueron méritos también para el Paraguay el Premio Clarín 2006 al Mejor Documental y el largo recorrido internacional que vivió el documental CÁNDIDO LÓPEZ, LOS CAMPOS DE BATALLA (dir. José Luís García), coproducción Argentina-Paraguay (a cargo de Renate Costa y Leticia Fleitas).

Fue una significativa distinción para el Paraguay que por primera vez un compatriota fuera elegido para presidir el jurado de un festival internacional de cine en el extranjero. El honor recayó en Hugo Gamarra E., también promotor de la cultura audiovisual en Paraguay, en el prestigioso Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse (Francia) en su 18ª edición. La revista de este Festival, publicada junto con la Universidad Le Mirail de Toulouse, incluyó además dos artículos firmados por él: ―A la espera del cine paraguayo y "Augusto Roa Bastos, hombre de cine".

Para finalizar con el ámbito internacional, debe señalarse la efectiva diligencia y el creciente desempeño de la Dirección de Relaciones Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores del Paraguay y las diversas actividades que la Dirección Nacional del Audiovisual —dependiente del Vice Ministerio de Cultura— llevó adelante como estado parte del MERCOSUR en el ámbito de la RECAM (Reunión de Autoridades Cinematográficas del Mercosur), entidad que apunta al desarrollo del audiovisual en la región.

EN EL PLANO NACIONAL

Motivo de celebración fue la aprobación de la Ley Nacional de Cultura, en cuyos debates y gestiones participaron como delegados de las entidades del audiovisual Billy Rosales, presidente de la OPRAP y Claudia Rojas, vicepresidente de la CAMPRO.

El Centro Cultural de la República El Cabildo presentó el exitoso ciclo de cine "Ta´angá" (curador Manuel Cuenca), consistente en un programa de exhibiciones y charlas a cargo de realizadores y estudiosos del cine nacional, que se extendió hasta la capital de Ñeembucú y que sirvió como ampliación del exitoso emprendimiento "Paraguay de Película" realizado en el 2005. La Unión Latina propició, en cooperación con el MRE y del Vice Ministerio de Cultura del Paraguay, el valioso Curso Regional de Escritura de Guión Cinematográfico a cargo del destacado profesional francés Michel Marx; mientras una charla sobre el mismo tema fue dictada por el profesional Rick Parks, con el apoyo del Centro Cultural Melodía de Villa Hayes, Campro, Oprap y ParaguayCine.

Si bien faltaron varios concursos realizados en el 2005, se han mantenido el Concurso D7 del IPAC y el Concurso Video-Arte instalado por las Embajadas de Alemania y Francia, en el que obtuvo el primer premio INGRAVIDEZ/GRAVIDEZ (dir. Leticia Coronel).

La inauguración de la página web ParaguayCine (dir. Christian Nuñez) marcó un acontecimiento de gran trascendencia para la difusión y el conocimiento de la cinematografía paraguaya, un lugar virtual donde se encuentran informaciones sobre la evolución del cine paraguayo con entrevistas y textos de gran interés. El link de la misma se encuentra en una de las más importantes páginas web de cine italiano: "Reflections", lo que permite a europeos conocer las diferentes producciones del audiovisual nacional.

Fue también de suma relevancia la instauración de El Día del Cine Paraguayo —en el aniversario 101 de la exhibición de la primera película paraguaya— por acuerdo conjunto de las entidades CAMPRO (Cámara Paraguaya de Empresas Productoras de Cine y TV), OPRAP (Organización de Profesionales del Audiovisual Paraguayo), la Fundación Cinemateca del Paraguay y la Asociación Gente de Cine. Estas entidades fueron igualmente partícipes de dos asambleas de carácter macrocultural dedicadas a fortalecer los diversos sectores de producción y promoción artística: la instalación de la Coalición Paraguaya para la Diversidad Cultural y el Acuerdo de Líneas de Cooperación Cultural Brasil – Paraguay, Paraguay – Brasil, entre el Viceministerio de Cultura de Paraguay y Ministerio de Cultura de Brasil.

El Festival Internacional de Cine del Paraguay cumplió su 15º edición, logrando la proeza de ser —sin subvención estatal ni municipal— el proyecto cultural de mayor longevidad y diversidad internacional que registra el Paraguay, y un hito inédito en la historia de la cultura cinematográfica en el país. Su amplia programación de 45 largometrajes y 32 cortos, incluyendo del Paraguay, ha sido la más extensa de toda su trayectoria. En su marco, el 3º Foro de Cine Mercosur, el Foro de Políticas Culturales, el Taller de Cine Experimental, el Seminario Técnico Kodak y las charlas con destacados extranjeros como Marcelo Piñeyro y Gastón Pauls, conformaron "un aniversario animado" y de gran nivel, que también evidenció la mayor participación de entidades y profesionales del audiovisual paraguayo. Durante el año, el Festival y la Fundación Cinemateca co-organizaron con embajadas el 2º Festival de Cine de la Francofonía y el 2º Festival de Cine Franco-Alemán.

Por otra parte, la 1ª Muestra de Videodanza de Asunción (fundador y director Javier Valdéz) fue una exitosa novedad, donde se exhibieron varias obras de autores nacionales en el marco de la 2ª Muestra Nacional de Danza Contemporánea (organizada por el IMA). Se destaca también el "Encuentro de Hermanos" organizado por la Comisión de Cooperación Cultural Asunción-Municipio de Cascavel, en el que se realizaron talleres de trabajo entre ambas ciudades y se acordó la creación de una Comisión de Desarrollo Cinematográfico Paraguay - Paraná.

El programa educativo-cultural Cine para la Infancia y la Juventud (conductor Javier Brun), ligado al Festival Internacional de Cine, ejecutó un segundo año de actividades promocionando el uso de películas en instituciones educativas de la capital y el interior del país. Tampoco faltó el 2º Festival de Cine Rural en San Pedro de Ycuamandiyú (conductores Erika Meza y Javier López) ampliando la cultura cinematográfica hacia el interior. En este contexto, el Proyecto Jóvenes Impulsores del Audiovisual en Cnel. Oviedo, auspiciado por la Sociedad Cultura 4 Ovetense, ha dado inicio a todo un movimiento en la zona. Empezando con un curso de cine en la Gobernación de Caaguazú (a cargo de los profesionales Billy Rosales, Siro Soares y Claudia Rojas), seguido por el 1º Concurso Audiovisual Sociedad Cultural Ovetense y luego por una Muestra que reunió más de dos mil espectadores, esta iniciativa es un ejemplo digno para otras ciudades del país. La Dirección Nacional del Audiovisual acompañó muchas de estas acciones y llevó adelante gestiones con entidades municipales, departamentales y estatales dirigidas a la promoción de nuevas producciones y a la generación de público para la diversidad de la cultura audiovisual. Un importante logro fue la Resolución nº 52/06 del Vice Ministerio de Cultura declarando la reglamentación de trámites para la nacionalización de productos audiovisuales, la que así garantizaría la certificación de obras cinematográficas Mercosur.

Por otra parte, siguió en aumento la cantidad y la calidad técnica y estética de las producciones publicitarias e institucionales, inclusive sirviendo a contrataciones hechas desde el extranjero. Más de una decena de productoras trabajan hoy día en este rubro.

En esta reseña no puede faltar el luto por dos personas ligadas al audiovisual: la actríz Graciela Cánepa y el artista Hugo Pistilli. Ambos están "vivos" en la pantalla: ella en series televisivas y en su papel memorable de Clarita en EL TOQUE DEL OBOE (dir. Claudio MacDowell) y él en el cortometraje documental PISTILLI: CREADOR DEL PANAMBÍ (dir. Hugo Gamarra E.).

ESTRENOS NACIONALES E INTERNACIONALES

En el ámbito televisivo, la exitosa teleserie nacional LA CHUCHI (dir. Tana Schémbori y Juan Carlos Maneglia) confirmó la posibilidad cierta de una televisión paraguaya hecha por creativos, artistas y técnicos nacionales para un público paraguayo e internacional. En la pantalla grande, además del estreno de HAMACA PARAGUAYA en el circuito comercial, las películas de ficción y documental en formato digital CARIMEA (dir. Ray Armele), TIERRA ROJA (dir. Ramiro Gómez), OGWA (dir. Silvana Nuovo y Ricardo Álvarez), VESTIGIOS DE UN SUEÑO (dir. Erich Fischer) y PROFESIÓN CINERO (dir. Hugo Gamarra E.) tuvieron sus estrenos en el Festival Internacional de Cine y en institutos educativos-culturales que apoyan el desarrollo del cine paraguayo, tales como IPAC, Alianza Francesa y el Instituto Cultural Paraguayo-Alemán. Es relevante que estas películas, como la mayoría de las realizaciones de los últimos años, demuestran interés por la exploración de la actualidad social y de la identidad cultural paraguaya a través de la búsqueda de un lenguaje propio, lejos del intento de copiar modelos extranjeros comerciales. El rock nacional ganó su debut en el formato DVD con la edición en este formato de PILSEN ROCK III (dir. Andy del Puerto) y a fines del año se dio a conocer otra rareza: el mediometraje experimental OPACO (dir. Martín Crespo) realizado con 15.000 fotografías en digital.

La superproducción MIAMI VICE fue estrenada con toda la expectativa que había despertado su rodaje parcial en Paraguay y fue muy provechosa para informar a las autoridades nacionales sobre la complejidad y los valores económicos de la industria cinematográfica, así mismo del potencial en el país de escenarios autóctonos y de recursos humanos calificados.

Se concluyeron durante el 2006 y están para estrenar: DETRÁS DEL SOL, MÁS CIELO (dir. Gastón Gularte), coproducción con Argentina a cargo de Billy Rosales y Claudia Rojas por Paraguay; el largometraje EL REFLEJO (dir. Gustavo 5 Delgado) y el documental sobre el Paraguay de la serie LOS LATINOAMERICANOS que encargó TAL (Televisión América Latina) a Marcelo Martinessi (quien dirigió un equipo de paraguayos y extranjeros), el que se emitirá desde marzo por más de 35 canales de América Latina.

UNA CONCLUSIÓN DE FRENTE AL 2007

La conclusión es contudente y conforma una objetividad que ya no es debatible: el cine paraguayo es una realidad concreta que está construyendo la posibilidad de descubrirnos a nosotros mismos y hacernos visibles al mundo. Posee hoy una posición nacional e internacional nunca antes alcanzada. Y sumemos a esto el prometedor panorama de lo que se viene en el área de la producción. Sin cuantificar los varios cortometrajes, existe en la actualidad una decena de largometrajes en diferentes etapas de ejecución. Aunque algunos de ellos en carácter de coproducción internacional, se trata en todos los casos de películas autoralmente paraguayas. Es sin duda una situación inédita en la historia del Paraguay.

Por fortuna, el FONDEC sigue aportando regularmente los únicos e insuficientes recursos para el cine paraguayo. Ojalá pueda sumarse pronto a éste el Fondo Municipal de Desarrollo Cinematográfico de Asunción, pendiente de reglamentación, y algún aporte presupuestario en el Ministerio de Relaciones Exteriores que permita una mejor difusión de nuestro cine en el extranjero. Las entidades del cine paraguayo pretenden seguir trabajando mancomunadamente por el Proyecto de Ley del Cine y el Audiovisual Paraguayo, para el que cuentan con el apoyo de la Secretaría de Cultura, del Ministerio de Relaciones Exteriores y de algunos legisladores sensibles al desarrollo nacional. Es de esperar en el 2007 una formal inserción del área audiovisual en la estructura del gobierno nacional, tanto para potenciar las acciones de la Dirección Nacional del Audiovisual como para afianzar las diligencias ante la RECAM, sobretodo en cuanto a las estrategias para vencer las asimetrías entre los países miembros.

Mientras el público paraguayo está aprendiendo a reconocerse en la pantalla y a valorar los productos audiovisuales propios como memoria y expresión social, realizadores paraguayos siguen capacitándose en el extranjero porque aquí no existe una escuela de cinematografía. La capacitación profesional, en especial de guionistas, es una urgencia del sector, como así también la promoción de talentos en el interior del país.

El futuro del cine paraguayo se encuentra así, en el segundo lustro del siglo XXI, ante un crecimiento sostenido y una coyuntura auspiciosa. Persistiendo los esfuerzos conjuntos y los pasos decisivos hacia direcciones correctas, con la valiosa cooperación extranjera y con un mayor entendimiento de la opinión pública, se librará en el 2007 una lucha estratégica por la soberanía de nuestra propia imagen y de nuestros propios relatos audiovisuales, los que significarán por sobretodo el desarrollo económico y cultural del Paraguay que tanto anhelamos.

Redactado por Hugo Gamarra E., Presidente de la FUNDACIÓN CINEMATECA DEL PARAGUAY; con la cooperación de CAMPRO, GENTE DE CINE, OPRAP, ParaguayCine y la Dirección de Relaciones Culturales del MRE